El castigo en los niños

La psicóloga Rosa Mª Jové, autora de muchos libros sobre educación infantil, trata el tema del castigo en los niños desde un prisma diferente y muy interesante. Este pensamiento, distante de los métodos tradicionales, nos ayuda a todos, a padres y a educadores y nos hace plantearnos si verdaderamente el castigo sirve para algo y sobre todo cuando se aplica de manera frecuente. En la mayoría de las situaciones donde interviene el castigo es para que nuestros hijos hagan lo que nosotros queremos que hagan, a veces, sin tener en cuenta el criterio o necesidades del pequeño en determinados casos.

Según Rosa, el castigo es un fracaso del educador: si el educador, mediante explicaciones, razonamientos, etc, consigue educar o cambiar una conducta, es que tiene éxito. Cuando no lo consigue es cuando debe recurrir al castigo.

En un trabajo realizado en el año 2009, concluían que el 85 por ciento de las parejas españolas estaba de acuedo en que, si explicaban las cosas, cualquier niño entendía las razones de su padre o de su madre. Y es justamente por eso, porque el castigo es un fracaso de la educación, con el que, además,  mucha gente se siente mal cuando lo aplica, porque incoscientemente (o conscientemente) se da cuenta de su incapacidad para gestionar la situación.

De padres felices, hijos menos castigados. Rosa Mª hace referencia a Alexander Sutherland Neill, educador progresista escoces y defensor de la educación en libertad, para explicarnos lo que él y otros autores, dicen: la ausencia de castigos influye en nuestra felicidad, estado de ánimo y humor.

Y relaciona el castigo con la felicidad o la no felicidad de los padres y educadores. A padres más felices, niños menos castigados. Por ello se relacionan los hogares con más tensión con una mayor frecuencia de castigos.

Llegados a este análisis tan interesante de la autora debemos plantearnos que la educación de nuestros hijos es lo más importante y que las exigencias personales como la casa, el orden o la estética, deben estar en un plano secundario para evitar las situaciones de estrés, la sobrecarga de trabajo y la falta de tiempo en el día a día. Los padres no somos perfectos y nos equivocamos pero donde más huella pueden dejar nuestros errores es en los pequeños.

Anuncios

One Response to El castigo en los niños

  1. sol says:

    Nuestros hijos son nuestros maestros… gracias por recordarnos nuestra labor como padres…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: